• Eric Harris

POBREZA Y MISERIA

En 2015 Carlos Tévez en una entrevista tuvo la franqueza de poner en simples palabras la pobreza extrema qué existe en el interior del país. Todo el mundo quedó sorprendido en los medios, y muchos opositores (que luego fueron gobierno) se hacían los preocupados por tal situación. Tenía sentido tal sorpresa, si es claro que en gran parte de la Ciudad de Buenos Aires se vive en una burbuja. Es desde ahí donde te desinforman los medios masivos, y es desde ahí donde te gobiernan los mismos inútiles de siempre, DESDE UNA BURBUJA.

Medios comprados que no representan en nada a la gente, que solo se ajustan a entretenerte, a desmoralizarte y a publicar lo que la corrección política ordena. Sus “debates” progresistas en los paneles son siempre los mismos, no les interesa encontrar soluciones verdaderas a la cantidad de flagelos que azotan al pueblo argentino. Y si de repente aparece alguien decente, que piensa en contra de todos estos mercenarios intelectuales, termina siendo difamado y/o ridiculizado.

De 2015 a hoy nada cambio, los políticos siguieron con su fiesta de gasto, demagogia, impuestos e inflación. Y los medios hacen apología de tal corrupción política, porque ninguno habla de ajustar el sector público, casi ningún periodista habla de austeridad, ahorro y responsabilidad, y quien lo hace es tildado de no tener “conciencia social”.

Con Cristina la pobreza venía creciendo año a año, dejándola en 30%. Macri con su incapacidad e irresponsabilidad para gobernar la aumentó hasta el 40%. Y hoy el kirchnerismo recargado está mandando a todo el país a la absoluta miseria. Se dice que ahora es del 50%, pero convengamos que todos estos porcentajes de pobreza son muy relativos, si tomáramos los parámetros de pobreza de países del primer mundo el número ascendería fácilmente al 70/80% de la población. Y esto sin contar las deficiencias en sanidad, educación, infraestructura y seguridad.


Para entenderlo mejor, la situación ya no es de pobreza generalizada, sino que estamos avanzando hacia la miseria absoluta. Miseria porque hay hambre, desnutrición e inseguridad como nunca. Y como si fuera poco los malnacidos que nos gobiernan te prohíben trabajar. Y los lame botas de los medios (voceros del régimen) te linchan mediaticamente si salís a tratar de ganarte el peso para darle de comer a tus hijos. Y por supuesto, todos estos que imponen y promocionan esta farsa de la cuarentena siguen cobrando sus abultados sueldos.


A todos ellos llego la hora de decirles SE ACABO LA JODA.

JODAtransparent.png

Sumate al Movimiento

2019 Se Acabó La Joda ®  

Seguinos en

  • Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon